Noticias Inspección de Buques CONVENIO DE GESTIÓN DEL AGUA DE LASTRE.

CONVENIO DE GESTIÓN DEL AGUA DE LASTRE.

El próximo 8 de septiembre de 2017 entrará en vigor el Convenio de Gestión de Agua de Lastre. Por ello, parece interesante hacer una pequeña introducción al mismo.

Este Convenio, de obligado cumplimiento a partir del primer reconocimiento de renovación del certificado IOPP, establece que la descarga del agua de lastre sólo se podrá realizar cumpliendo con su Regla D – 2, según la cual se precisan emplear métodos de esterilización (mecánicos, físicos o químicos) que eviten la presencia de organismos vivos en el agua de lastre que se devuelva al mar.

              

Ejemplo de algunos posibles métodos de esterilización: Por rayos ultravioleta, por electrolisis y por desoxigenación.

                                   

El Convenio establece que en un metro cúbico, la cantidad de organismos viables no superará:

·      < 10 organismos de tamaño ≥ 50 micras

·      < 10 organismos de tamaño < 50 micras pero mayor a 10.

Aparte de la instalación de esterilización, se deberá disponer de la siguiente documentación abordo:

·      Un Plan de Gestión del Agua de Lastre, específico para cada buque aprobado por la administración de bandera. En él figurará, entre otros:

o  El nombre del oficial encargado de la gestión del agua de lastre.

o  Los procedimientos de seguridad para el buque y la tripulación, relativos a la gestión del agua de lastre.

·      Un Libro de registro de agua de lastre adecuadamente cumplimentado. Éste podrá ser electrónico y sus asientos se deberán mantener abordo durante un mínimo de 2 años y, posteriormente, en poder de la compañía un mínimo de 3.

·      Certificado Internacional de Gestión del Agua de Lastre. Tendrá una validez máxima de 5 años y estará sometido a inspecciones anuales e intermedias. Dicho documento certifica el cumplimiento del Convenio.

El Convenio también establece que en aquellos casos en los que no se mezclen aguas de lastre procedentes de otros lugares, se podrán conceder exenciones por un período máximo de 5 años.

Los estados de bandera deberán disponer en sus puertos instalaciones que permitan recepcionar los sedimentos generados en el proceso.

Ejemplo de sistema de esterilización.

Un tipo de sistema de esterilización es el basado en tecnologías avanzadas de oxidación (conocidas por sus siglas en inglés como AOT, o Advanced Oxidation Tecnology). Se basa en la producción de radicales libres y luz ultravioleta, haciendo reaccionar catalizadores de dióxido de titanio mediante la exposición a rayos UV. Por un lado, la luz UV neutraliza los organismos, ya sea directamente o provocando daños en su ADN, mientras que el AOT genera radicales libres que destruyen los organismos, al provocar daños irreversibles en la membrana celular.

       

Disposición de los elementos del equipo de tratamiento de agua de lastre AOT.

 

El proceso de trabajo es el siguiente:

Durante el lastrado, el agua pasa inicialmente por el filtro, para eliminar las partículas superiores a 50 micras y, posteriormente, atraviesa la unidad AOT, para eliminar los organismos. Durante el deslastrado se hace pasar el agua directamente hacia las unidades AOT, eliminando los organismos que se hayan podido generar durante el viaje. No se pasa el agua por el filtro para evitar la contaminación del lugar de deslastrado.

      

La energía necesaria para el funcionamiento de las lámparas UV proviene de la Cabina de Control de Lámparas. Ésta puede estar alejada del resto del sistema, lo que permite un ahorro de espacio en la cámara de máquinas. Para mantener un óptimo rendimiento de las lámparas UV, se utiliza la unidad de limpieza CIP (Cleaning – In – Place). Se trata de un sistema automático de limpieza que emplea un fluido de bajo nivel de PH, no tóxico y biodegradable, que extrae los iones metálicos y los cloruros de calcio depositados sobre la superficie de las lámparas. Este sistema es más eficaz que una limpieza manual, aparte que se evita rallar las lámparas.

La gestión y seguimiento del proceso se realiza a través de la cabina de control, la cual puede estar integrada dentro del sistema de automatización de abordo.

La ventaja del sistema radica en la ausencia de cualquier producto químico en el proceso, lo que supone:

1.       Ausencia de tanques de almacenamiento, eliminando los riesgos de fuga de las sustancias contenidas, que podrían repercutir en la seguridad del buque, la tripulación o el medio ambiente.

2.       Ausencia de riesgos por mala dosificación del producto químico, que redundaría no sólo en el agua a tratar, sino también en la propia estructura del buque, al poder dañarse la protección del tanque de contención.

3.       Ausencia de riesgos por fallo de suministro de un producto químico al sistema de tratamiento, que provocaría una esterilización defectuosa de las aguas de lastre.

4.       Ausencia de gastos periódicos de explotación, por no tener que reponer un producto químico.

Instalación del sistema AOT en la cámara de máquinas.